top of page

Seis errores por los que la dieta nunca te funciona.

Llevo mucho tiempo en contacto con personas que buscan mejorar su forma física por diversos motivos. Por estética, por salud, por rendimiento o por recomendación médica.


He podido comprobar, como en la mayoría de ocasiones, el desconocimiento, unido a la desesperación, puede hacer que muchos se embarquen en descabellados planes nutricionales, que no sólo no nos van a hacer llegar a nuestro objetivo, sino que además, pueden poner en verdadero peligro nuestra salud.


He estudiado a estas personas durante mucho tiempo, y puedo comprobar que existe un denominador común en todas ellas, y no es otro que el pensar que bajar o subir de peso, ganar masa muscular, o sea cual sea el objetivo de cada una, es tarea fácil y rápida.


Por qué ocurre esto?


Porque sencillamente, estamos cada día expuestos a infinidad de anuncios, webs, blogs y medios, que nos bombardean continuamente con infinidad de soluciones milagrosas.

He llegado a ver productos que prometían bajar 10 kilos de peso en sólo dos días sin tener que hacer ningún cambio en la alimentación. He leído programas de "dietistas" tan kamikazes como preparar planes de alimentación, que ni siquiera llegaban a las calorías basales de la persona. He visto publicadas en revistas de prestigio, dietas "basadas en evidencias científicas" que sin pasar hambre consigues bajar de peso en tiempo récord.


Lamentablemente, existen muchas dietas engañosas que se promueven a través de grandes campañas de marketing, que se aprovechan del desconocimiento de las personas para obtener ganancias. Aquí te dejo algunas de las dietas más comunes que pueden ser engañosas y que seguro que te suenan bastante.


Dietas milagrosas de moda: Estas dietas prometen resultados rápidos y dramáticos en poco tiempo, a menudo a través de la eliminación de grupos enteros de alimentos o la restricción extrema de calorías. Sin embargo, estas dietas no son sostenibles a largo plazo y pueden causar efectos secundarios negativos en la salud.

Dietas detox: Estas dietas prometen eliminar toxinas del cuerpo, generalmente a través de la eliminación de alimentos procesados y la inclusión de bebidas especiales o suplementos. Sin embargo, no existe evidencia científica sólida que respalde la idea de que el cuerpo necesite desintoxicarse de esta manera, y algunas dietas detox pueden ser peligrosas.

Dietas sin carbohidratos: Estas dietas promueven la eliminación de carbohidratos de la dieta, lo que a menudo se traduce en la eliminación de alimentos saludables y nutritivos como frutas, verduras y cereales. Aunque algunas personas pueden experimentar pérdida de peso a corto plazo, esta dieta no es sostenible a largo plazo y puede tener efectos negativos en la salud.

Dietas sin grasas: Estas dietas promueven la eliminación de grasas de la dieta, pero no todas las grasas son iguales. La eliminación de grasas saludables como las que se encuentran en los aguacates, los frutos secos y el pescado puede ser perjudicial para la salud a largo plazo.


Dietas sin gluten: Las dietas sin gluten se han vuelto cada vez más populares, pero a menudo se promueven como una opción saludable para todas las personas. Sin embargo, solo las personas celíacas o con sensibilidad al gluten necesitan seguir una dieta sin gluten, y para el resto de las personas, puede no tener ningún beneficio para la salud.


Dietas basadas en un solo alimento: Estas dietas se centran en un solo alimento o grupo de alimentos, como la dieta de la piña o la dieta del plátano. Aunque estos alimentos pueden ser saludables en pequeñas cantidades, basar una dieta completa en un solo alimento es peligroso ya que no proporciona una variedad suficiente de nutrientes.


Es importante tener en cuenta que ninguna dieta funciona para todos, y que cada persona tiene unas necesidades nutricionales únicas, por tanto, lo que puede ser adecuado para una persona puede no serlo para otra. Siempre es recomendable consultar con un profesional de la nutrición antes de comenzar cualquier dieta nueva. Además, es importante prestar atención a la calidad de los alimentos que se consumen, en lugar de simplemente contar calorías o seguir reglas arbitrarias


Hay varios motivos por los que nunca has conseguido tu objetivo y terminas abandonando. Aquí hay seis de los más comunes:

Restricción excesiva

Una de las principales razones por las que las puedes abandonar una dieta es porque te sientes privado de los alimentos que disfrutas. Si una dieta es demasiado restrictiva y limita severamente la variedad de alimentos permitidos, es más probable que la abandones en lugar de seguirla a largo plazo. Esto puede llevarte a antojos intensos y a comer en exceso, lo que a su vez puede hacer que te sientas mal contigo mismo y abandones

Falta de tiempo y de resultados inmediatos

A menudo, esperas ver resultados inmediatos después de comenzar una dieta, pero eso no siempre es posible. Si no ves resultados inmediatos después de unas semanas, puedes desanimarte y abandonar. Es importante recordar que la pérdida de peso y la mejora de la salud pueden ser un proceso gradual y que se necesita tiempo y esfuerzo para ver resultados significativos.


Dificultad para mantener la motivación

Mantener la motivación es fundamental para cualquier cambio de estilo de vida, incluida la dieta. Cuando pierdes la motivación, puede ser difícil continuar siguiendo una dieta saludable.

Falta de planificación

Si no planificas tus comidas con antelación, es más probable que te tiente elegir alimentos poco saludables en el momento.


Estrés y ansiedad

El estrés y la ansiedad pueden afectar negativamente tus hábitos alimenticios. Si sientes estres o ansiedad, es posible que busques alivio en alimentos poco saludables en lugar de seguir una dieta sana y equilibrada. Además, el estrés y la ansiedad pueden afectar el sueño y la energía, lo que puede dificultar tu capacidad para seguir una dieta.


Falta de apoyo

Si no recibes apoyo de amigos y familiares puedes sentirte solo en tu camino hacia una dieta saludable. La falta de apoyo puede hacer que te sientas desmotivado y abandones la dieta. Es importante rodearse de personas que apoyen, respeten y alienten tus esfuerzos por llevar una vida saludable. Te suena aquello de, "Anda pruébalo y déjate de dietas que a ti no te hace falta ponerte a dieta. Lo que tienes que hacer es comer poco". La desesperación, la falta de resultados a corto plazo y el hambre por haber elegido una dieta demasiado restrictiva, harán que tras este comentario, la "comida de tarro", este asegurada.


Mira este artículo en el que te enseño como dejando de hacer dieta, es la única manera de conseguir lo que te propones.


Déjame tu comentario con tus dudas y tus impresiones.

Te leo


David Segorbe

71 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page